LUGARES PARA VISITAR EN WELS

En el territorio de la llamada Alta Austria se localiza la bella y colorida ciudad de Wels, portadora de una antigua historia, los primeros vestigios de asentamientos están datados en el tiempo del Neolítico, en el 3500 a.C. Los primeros pobladores reconocidos de la región se identificaron como el grupo Ilyre quienes ocuparon el área alrededor del año 1000 a.C. Para el año 15 a.C los romanos, bajo el emperador Augusto, colonizaron a la ciudad nombrándola como “Ovilava” de donde precisamente proviene el nombre de la ciudad. Es por esto que en cualquier parte de la ciudad podrás encontrar los restos de su majestuoso pasado romano.

A partir del siglo XVI los Habsburgo fueron los que se encargaron de aportar una estabilidad política y social en la ciudad. Sin embargo es en el siglo XVI cuando la austriaca ciudad tiene uno de los más turbulentos tiempos, en este siglo también fue fundado el monasterio Minoriten.

Entre tiempos turbulentos y la herencia romana nos encontramos con una ciudad bella, portadora de un atractivo quizá enigmático, donde tendrás la oportunidad de hacer uso del ferrocarril tirado por caballos cuya existencia surge en el siglo XIX.

Justo en el corazón de Austria sobre el río Traun late una ciudad viva, tradicional y al mismo tiempo moderna. Pequeña pero poderosa gracias a su tradición y experiencia en las negociaciones en casos importantes. Viajar a Wels te abre las puertas a un centro comercial histórico, con varios mercados y ferias modernas, así como el mercado romano y el mercado sobre ruedas.

Durante la Segunda Guerra Mundial muchos edificios fueron destruidos, sin embargo años más tarde la ciudad comenzó a crecer económicamente y ganó el estado de ciudad en el año de 1964. Dentro de los principales lugares para visitar se encuentran diversos monumentos históricos como la Fortaleza de Wels -el lugar donde murió Maximiliano-; las hermosas Torres de Ledererturm y Wasserturm. El Castillo Pollheim y el Monasterio Minoriten son otros lugares que no debes perderte cuando viajes a esta céntrica ciudad austríaca.

Dependiendo de la temporada en la que visites esta ciudad podrás encontrarte con los eventos locales y populares, por ejemplo si viajas en verano puedes disfrutar de un evento gastronómico -Ackern- que se lleva a cabo sobre un campo de maíz al aire libre; en agosto se desarrolla el mercado medieval donde entre los visitantes se busca al caballero de torneo, también hay juegos de espada, malabaristas y magos. Si viajas en invierno puedes visitar el tradicional Mercado de Adviento que atrae a los viajeros tanto locales como internacionales.

Deja un comentario