LUGARES PARA VISITAR EN VILLACH

La segunda ciudad más grande de la región de Carintia se localiza cerca de la frontera italiana y recibe el nombre de Villach, localizada al sur de Austria en la región conocida como Drava. Esta ciudad representa uno de esos lugares que se encuentran rodeados de lagos, como el Faaker, Silber Lake, Ossiacher, Vassacher entre otros. Por esto es que la ciudad tiene un atractivo que va más allá de su importancia histórica, que aunque existe, el paisaje natural resulta ser el que roba todas las miradas.

Históricamente los más antiguos vestigios encontrados en la zona se encuentran fechados hacia el 3500 a.C., además se han encontrado cantidades considerables de vestigios romanos. El primer alcalde de la ciudad se estableció en el siglo XVI. Los desastres naturales y los incendios destruyeron gran parte de la temprana ciudad, sin embargo supo reponerse a las adversidades.

Para los que se deciden viajar a esta ciudad austriaca les conviene saber que además de ser la ciudad rodeada de lagos, es también una ciudad llena de fiestas y luces, y es que diversos festivales se celebran a lo largo del año, dentro de los principales festivales se encuentra el Carnaval de Villach, que es el más tradicional de la región donde los habitantes se entregan a tres días de fiesta entre desfiles y disfraces. El Festival de Artes de la calle cuentan con actuaciones de artistas y cantantes locales y también le abren la puerta a los extranjeros interesados en participar como intérpretes, evidentemente para los espectadores siempre está abierto. El Kirchtag, o día de la iglesia se celebra en el mes de agosto y se desarrolla durante más de una semana, se presentan una feria con varios stands donde se muestran las especialidades locales.

Además de arte y fiestas a lo largo del año, Villach cuenta con interesantes -e históricos- lugares para visitar, que en su mayoría son religiosos. Dentro del los principales se encuentran la Iglesia de San Jacobo, localizada al final del camino en la Plaza Principal, es una iglesia de tres pasillos al estilo gótico y cuya construcción data del siglo XIV, con un coro estrecho y una torre de 95 metros, que se encuentra conectada con la iglesia por una entrada arqueada. El altar cuenta con un estilo barroco y tiene el crucifijo más grande de la región, construido en 1502. Por su parte, la Iglesia de San Martín se localiza en el noroeste de la ciudad, que te espera con su alto altar estilo barroco donde se encuentra una Madonna del tardío gótico.

La Kongresshaus o Casa del Congreso se encuentra a la orilla izquierda del Drau y al sur de Nikolaigasse, que cuenta con una sala de reuniones y de conferencias, pero además es un lugar para visitar y conocer la evolución de la historia de la zona.

Finalmente, cerca de la Plaza Principal y en sus alrededores se encuentran las tradicionales cafeterías austríacas que te esperan para que saborees un café local y alguno de los postres tradicionales también que han hecho famosa a la ciudad.

Deja un comentario