LUGARES PARA VISITAR EN VERMONT

El estado de Vermont se localiza al noreste de los Estados Unidos de Norteamérica. Es el único estado de la región de Nueva Inglaterra que no tiene salida al mar, se caracteriza por la pequeña tasa de urbanización y por la homogeneidad de la población que habita bajo las “Montañas Verdes”.

Históricamente estaba habitado por los indios Iroqueses quienes vivían en lo que hoy incluye también las regiones de Nueva York y Nueva Inglaterra, la zona fue explorada por Samuel Champlain en el año de 1609 lo que dio lugar al establecimiento de los franceses a lo largo del lago Champlain. Para el año de 1666 fue construido el Fuerte Sainte-Anne en la Isla de La Motte sobre el lago Champlain y comenzaron a construirse diferentes fincas a lo largo de dicho lago.

Este destino representa uno de los lugares más tranquilos y tradicionales de los Estados Unidos, casi el 75% del estado se encuentra cubierto por montañas y bosques, los viajeros pueden encontrar diferentes hostales y posadas lejos de lo caótico de las grandes ciudades para pasar un espectacular tiempo en medio de la naturaleza.

Definitivamente los viajes a esta región forzosamente incluyen la visita a alguno de sus lagos y lagunas, donde el Champlain ocupa el puesto de honor, es además el sexto lago más grande de agua dulce en la Unión Americana. El Lago Champlain es portador de una rica historia derivada de la ocupación de la zona durante el siglo XIX, además de haber tomado parte activa durante las guerras coloniales, la Revolución Americana, así como en la Guerra de 1812.

Si eres amante de la naturaleza disfrutarás de tomar una larga caminata en alguno de los circuitos incluidos en los 1130 kilómetros de terreno, donde se incluye el camino de las Montañas Verdes, uno de los más antiguos para recorrer y practicar el senderismo en la zona, los locales están acostumbrados a viajar a lo largo de la zona y aprovechar algunos de los tantos lugares perfectamente acondicionados para acampar a las orillas de alguno de sus encantadores y amigables pueblos.

Para tener el mayor alcance de los lugares para visitar puedes optar por un recorrido en automóvil, este viaje representa una de las mejores maneras para conocer todo lo que Vermont tiene para ofrecerte, sobre todo si sales de la autopista y tomas alguna de las carreteras secundarias, cuyos caminos te transportarán a lo largo de mágicos pueblos y pequeñas encantadoras ciudades. La ruta está bien marcada con nueve carreteras que serpentean a lo largo de los rincones del estado.

Deja un comentario