LUGARES PARA VISITAR EN TULSA

La ciudad de Tulsa representa la segunda ciudad más grande de Oklahoma, apenas siguiendo a Oklahoma City en los Estados Unidos de Norteamérica. Históricamente su expansión se presenta a inicios del siglo XX, dicha expansión se presenta gracias a la presencia del petróleo, en el año de 1901 se da la apertura del primer pozo, sin embargo, es gracias al descubrimiento de un pozo rico en petróleo en Glenpool lo que comienza a atraer a los grandes empresarios en el año de 1905. A los inicios de su fundación, predominaba una población afroamericana en la ciudad. En la década de 1980 la ciudad sufre un percance económico debido a la crisis petrolera a la que se enfrentó la nación; sin embargo ha sido capaz de diversificarse económicamente lo que le ha llevado a una estabilidad.

Si estás pensando en viajar al estado de Oklahoma puedes considerar una visita a la ciudad de Tulsa que se localiza al noreste del estado, en la región conocida como “Green Country”, debido a lo constante de las áreas verdes, se localiza además a las orillas del río Arkansas justo al pie de las majestuosas montañas de Ozark. Este destino es frecuentado gracias a los viajes que se desarrollan por carretera y es que es atravesado por la histórica y turística Ruta 66, por lo que ya sea como destino intermedio o destino meta, todos terminan visitando ésta hermosa ciudad.

Los lugares para visitar en ésta ciudad norteamericana se encuentra diversificados, mismos que van desde lo que corresponde a la vida cultural, pasando por la impresionante arquitectura con un hermoso patrimonio donde destaca el Art Deco, sin dejar de mencionar los destinos musicales. Y es que en éste destino vio la luz por primera vez un género musical que nació gracias a la fusión del blues, bluegrass, rock y jazz, mismo que es conocido como “Sonido Tulsa”, que podrás escuchar en los muchos lugares adaptados precisamente para disfrutar de esta creación musical.

Gracias a la presencia del verde en la ciudad, te esperan destinos como campos de golf, jardines, un zoológico, además de las rutas especialmente diseñadas para practicar el senderismo. Se recomienda viajar en los meses que van de abril a junio, ya que es debido a su clima subtropical templado que aparecen diversas tormentas severas e incluso algunos tornados, no por nada esta región es conocida como el “Tornado Alley” o “Callejón de los Tornados”.

Si eres amante de la historia no dejes de visitar el famoso Museo Gilcrease que cuenta con una de las más grandes exposiciones de arte meramente americano, donde artistas locales, regionales y nacionales se encargan de presentar lo último de su arte. En el centro de la ciudad encontrarás los más interesantes edificios de interés histórico con su original estilo Art Deco que le añaden un toque de originalidad a este verde y atractivo destino norteamericano.

Deja un comentario