LUGARES PARA VISITAR EN TIRÁSPOL

El municipio de Tiráspol es una ciudad de Moldavia que se localiza en la ribera oriental del río Dniéster. Representa la segunda ciudad más poblada del país y es la capital de la República Moldava de Transistria, una entidad secesionista de Moldavia que no ha sido reconocida internacionalmente. El nombre de la ciudad proviene del griego Tiras y de Polis, que significa ciudad, según un proyecto asignado por Catalina la Grande.

Éste destino es uno de los lugares más conocidos por permanecer casi sin cambios desde el momento en que formó parte de la antigua Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas. Si te interesa conocer cómo se veían las ciudades durante el régimen de la U.R.S.S., entonces éste destino será de especial interés para ti.

A lo largo de ésta ciudad te encontrarás con muchas estatuas que datan de la era comunista y que todavía se encuentran presentes en las calles, como la estatua de Lenin. Además ésta ciudad aun conserva el carácter de vivienda social que destacó durante la era soviética, por lo que seguramente tendrás la sensación de viajar por el tiempo y sentirás que te encuentras presenciando el momento histórico de la famosa Guerra Fría. Es por esto que representa uno de los lugares para visitar considerados como originales y muy históricos, ya que permite conocer una región donde pareciera que aun está presente el régimen comunista, pero además se trata de una zona separatista que se considera a sí misma como nación independiente, aunque no esté reconocida por la comunidad internacional. Los viajes a ésta zona están plasmados de conocimiento histórico y de la oportunidad que tendrás de transitar a lo largo de los grandes monumentos soviéticos, uno que destaca es el Suvorov que hace honor a la fundación del Imperio Ruso fundado en el año de 1792.

Por su tamaño y por lo que tiene para ofrecer se trata de un destino de paso, al que puedes visitar si estás realizando un circuito a lo largo de Moldavia, notarás también que Tiráspol a pesar de su herencia soviética cuenta con un nivel de vida un tanto más avanzado que Chisinau, y donde los servicios públicos están modernizados, así es, a pesar de ser una ciudad que te transporta al pasado. Y es eso lo que hace éste destino interesante para conocer, esa coexistencia pacífica entre el pasado presente inmerso en la búsqueda de la modernidad. Otros grandes monumentos que te recibirán a lo largo de las calles es la estatua de Catalina la Grande y la de Lenin.

Deja un comentario