LUGARES PARA VISITAR EN NAMUR

Si te has decidido por viajar a lo largo de Bélgica, quizá te interese visitar Namur, un municipio belga, la capital de Valonia y de la provincia homónima. La ciudad se localiza a 63 kilómetros al sureste de Bruselas, la capital del país. Es precisamente por la pequeña distancia de la capital que esta ciudad es una de las más concurridas para los viajeros que visitan este país europeo.

Según la leyenda el nombre de la ciudad se debe al dios galo Nam, sin embargo durante la cristianización de la Galia el culto a dicho dios fue cancelado y el nombre se deformó hasta llegar a Namur.

Históricamente estuvo ocupada desde los tiempos Neolíticos, a principios de nuestra era nació la ciudad romana en la confluencia de los ríos Sambre y Mosa, ese pasado histórico romano le ha aportado una rica influencia en arquitectura. Más tarde fue el bastión de los condes cuando se adjuntan la casa de Luxemburgo y el imperio de los Habsburgo, esta ciudad fue producto de conflictos. A fines del siglo XVIII la ciudad sufrió muchas luchas europeas, sin embargo dichas luchas no han sido determinantes para aportarle un rico patrimonio, ya que es posible encontrar restos de la época medieval moderna.

Namur representa al día de hoy la sede del Parlamento, Administración Pública y Gobierno de Valonia, ha sido también sede del Festival Internacional de Cine francófono. Es portadora de diversos lugares para visitar que destacan por ser históricos, sobre todo en la ciudadela donde se preservan algunos edificios de la Edad Media; en la zona peatonal se puede caminar por medio de un tejido urbano de los siglos XVII y XIII.

En el Museo Arqueológico tendrás acceso a colecciones de objetos encontrados en excavaciones, labor que inició a mediados del siglo XIX, en dichos objetos, variados y de distintas épocas encontrarás un poco de la narración de la historia de la región, donde sobresale una importante colección de la Edad Media, en particular de la alta cultura merovingia y carolingia.

Los principales edificios representantes de la Edad Media son la Capilla de Nuestra Señora de Hastimoulin; la torre Marie Spilar -la torre antigua del tercer recinto de la ciudad-; el señorío de Anhaive, una casa torre medieval.

El Museo de Arte Antiguo incluye el Tesoro del Priorato de Oignies, con una sensacional colección de orfebrería medieval, que comparten espacio con colecciones de arte civil y religiosa de la Edad Media.

Es por su herencia medieval que los viajes a esta ciudad se han convertido en una actividad regular entre los turistas que están de paseo por Bélgica, y es que el acceso a colecciones vivas medievales a tan corta distancia de Bruselas, es algo por lo que vale la pena viajar.

Deja un comentario