LUGARES PARA VISITAR EN KELOWNA

La ciudad de Kelowna es considerada como una de las ciudades más jóvenes de Canadá, se localiza a orillas del lago Okanagan, en la zona oeste del país, en la Columbia Británica, es además conocida como el lugar de residencia del famoso monstruo del lago Ogopogo. Históricamente muchos de los colonos que llegaron a esta tierra provenían de la zona de Europa Occidental, en particular los oblatos provenientes de Francia quienes en el año de 1859 se dieron a la labor de crear la primera plantación de árboles frutales, cuya producción fue evolucionando y diversificando con el paso de los años, es gracias a esto que la ciudad comienza a establecer su economía regional.

Para llegar a éste destino canadiense, puedes tomar un taxi desde el aeropuerto para que te lleve directo al centro de la ciudad, el alquiler de autos es una de las mejores opciones, pero si eres más aventurero no dudes en tomar el autobús para recorrer el centro de la ciudad.

KELOWNA

Ésta ciudad canadiense es uno de los lugares para visitar y disfrutar del sol, en particular durante el verano, cuando los turistas locales e internacionales deciden viajar a la zona para tomar el sol en las playas, practicar diversos deportes acuáticos, así como para dar paseos en bicicleta o bien para caminar por los senderos, los amantes del golf también son asiduos a los viajes a ésta zona ya que cuenta con los mejores lugares para practicar su deporte preferido. Durante el invierno, la ciudad también tiene sus puntos fuertes, gracias a sus sensacionales estaciones de esquí para practicar el esquí alpino o bien para disfrutar de la nieve a lo largo de los bosques ubicados en las laderas de la ciudad. Cabe señalar que independientemente de la temporada en la que visites ésta ciudad, deberás prestar atención a lo señalado por las autoridades locales con respecto al clima, ya que durante el verano los incendios forestales pueden llegar a ser recurrentes.

Si te consideras como un gran degustador de vino, casi seguido de Baco, entonces no dejes de visitar alguna de sus varias bodegas, que abren las puertas para que los turistas miren de cerca su proceso de producción, así disfrutarás de un sensacional vino de hielo, la especialidad de la casa. En el centro de la ciudad tendrás acceso a sus diferentes museos, por ejemplo el Museo del Patrimonio de Okanagan que se encarga de contarte la historia de las personas que habitaron inicialmente la zona, como es el caso de los indios Okanagan y los colonos. El Museo del Vino es otra visita obligada, donde también podrás degustar y comprar los más deliciosos vinos locales.

Si eres amante de la vida nocturna, Kelowna cuenta con una amplia oferta de entretenimiento, que va desde el cine, el teatro, conciertos, casinos, así como los diferentes clubes nocturnos, también cuenta con diferentes cafés, bares y restaurantes donde puedes conocer una amplia variedad de platos regionales e internacionales, no olvides acompañar tu comida con un delicioso vino de la región.

OKANAGAN MUSEO KELOWNA

Deja un comentario