LUGARES PARA VISITAR EN HOI AN

Hoi An es una ciudad vietnamita que se localiza a las orillas del en el río Thu, durante años no tuvo la atención debida ni el desarrollo de infraestructura adecuada, sin embargo en los últimos años se ha convertido en uno de los lugares turísticos más populares de la nación, debido también en parte a la clasificación de la Ciudad Vieja como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, razón por la cual la infraestructura para los turistas ha ido en aumento, quienes comienzan a llegar para quedar encantados con todos lugares para visitar que ésta ciudad cultural ofrece.

Así pues que cuando viajes a éste destino vietnamita lo primero que debes visitar es la Ciudad Vieja donde te esperan sus casas a lo largo del río, cuyas fachadas amarillas contrastan con los balcones de madera rojos, al más puro estilo chino de casas. Es de mencionar que algunas casas ubicadas en el Casco Antiguo pueden ser visitadas por el público como es el caso de Phung Hung y Kentucky Tan Son. Otro de sus más grandes encantos está representado por su puerto pesquero, donde puedes observar la navegación de los sampanes, es decir las pequeñas embarcaciones de madera muy usadas por los locales, es en el puerto donde tendrás la mejor experiencia de la cultura local y es un lugar ideal para tomar fotografías e inmortalizar lo que tus ojos están viendo, además puedes navegar por el hermoso río en los botes de cisnes, y mejor aun si lo haces por la noche para que la experiencia sea verdaderamente inolvidable.

El viajar a ésta ciudad también te permite conocer sus interesantes museos como el Museo de Cultura Popular que se encarga de homenajear a la población rural, en el que puedes conocer su ropa, su forma de trabajo y su forma de vida. Otros museos importantes son el Museo del Comercio de Cerámica, el Museo de Historia y Cultura de Hoi An donde puedes conocer las fotos más emblemáticas de la ciudad del siglo XX. Un lugar imperdible es el Templo Quan Cong donde la música en vivo tradicional se encargará de animar tu visita.

La ciudad la puedes recorrer a pie a lo largo de sus calles peatonales, también puedes alquilar una bicicleta a bajo costo para tener la experiencia muy al estilo local. O bien tomar un taxi motocicleta que también son de lo más populares entre los turistas. No te pierdas el puente japonés Chua Cau, cuya construcción data del siglo XVII, y que se extiende al final de la calle Tran Phu, su fabricación destaca por ser una mezcla de madera y piedra y en cada extremo del puente puedes admirar las estatuas de los monos y de los perros, que, según se dice, son los encargados de vigilar el puente.

Deja un comentario