LUGARES PARA VISITAR EN ÉRFURT

La ciudad de Érfurt se localiza en el corazón de Alemania, y representa la capital de Turingia. Es uno de los lugares para visitar con gran influencia y herencia medieval, con sus casas de madera y sus edificios renacentistas la convierten en una ciudad agradable a la vista y apreciada por los amantes de la historia y los que gustan de hacer viajes con un énfasis arquitectónico, histórico y cultural. Cada esquina y cada edificio tendrá algo para narrarte, conocerás la historia de la región y podrás admirar el pasado vivo, presente, testigo fiel de la gloria de la ciudad.

Éste destino es uno de los lugares más relajados de Alemania donde puedes relajarte en un ambiente animado y agradable, siguiendo la tradición medieval la ciudad ha sido siempre una ciudad donde habitan estudiantes en su mayoría, por eso te espera una ciudad joven, dinámica, agradable y culto. Cuenta con un clima continental, es decir que los veranos son calurosos y los inviernos son fríos, si lo que quieres es viajar para esquiar, entonces puedes visitar la ciudad, pero si quieres conocer la historia y disfrutar de su hospitalidad sin que el esquí esté dentro de tus principales actividades entonces lo mejor es hacerlo a partir de mayo y hasta el mes de septiembre.

La ciudad ha crecido en gran manera, en parte por haber sido desde tiempos históricos el cruce de las principales rutas comerciales, la ciudad ha crecido mucho pero aun mantiene historias de los tiempos antiguos, entre lo que se incluyen las casas de madera que han sido restauradas para aportar un aire muy medieval. A lo largo de la ciudad te esperan diferentes iglesias, palacios, monasterios, restaurante y cafés que destacan por ser muy acogedores, además de los diferentes parques para las actividades al aire libre, todo esto en una de las más conservadas ciudades de Alemania. No dejes de dar un paseo por la famosa Angerstraße, que representa la calle más famosa de la ciudad y donde se encuentran la mayoría de los edificios religiosos como es su hermosa Catedral y la Iglesia de San Severo, además puedes dar una vuelta por el Museo de Anger para admirar sus valiosas colecciones y acercarte a la historia de la ciudad a través de sus obras.

En las casas tradicionales y antiguas encontrarás los principales restaurantes, donde se ofrece lo mejor de la cocina tanto local como regional. Si quieres tomar una copa de vino o una buena cerveza alemana lo puedes hacer alguno de los sitios ubicados en las calles de Glockengasse y Allerheiligenstrasse, que representan el punto de reunión para los estudiantes ya que se encuentran las mejores opciones para los cafés, bares, discotecas y conciertos.

Deja un comentario