LUGARES PARA VISITAR EN CALELLA

La ciudad española de Calella se ubica a unos 50 kilómetros de Barcelona, es considerada como la capital turística de las playas de la Costa del Maresme, su paraíso de playa se extiende a lo largo de 3 kilómetros bordeadas por las aguas del Mar Mediterráneo. Es uno de los lugares para visitar en la región que no sólo te ofrece sus sensacionales playas sino que también te abre las puertas para que conozcas y admires su sensacional y rica historia, sobre todo en la parte de la ciudad vieja donde casi en cada esquina se te relatará algo de la historia de la ciudad. Si estás considerando viajar a ésta ciudad te comentamos que existen diferentes medios de transporte para llegar, por ejemplo son diversos los caminos y las carreteras que conectan a las distintas ciudades, además la red ferroviaria ofrece varios viajes que conectan a las ciudades Barcelona, Girona y la Costa Brava, incluyendo nuestro paradisíaco e histórico destino. Si tienes pensado llegar por avión, el aeropuerto más cercano se ubica en la ciudad de Barcelona y el tiempo de llegada en tren es de aproximadamente una hora.

CALELLA

La ciudad de Calella te espera con los brazos abiertos para que conozcas su rico patrimonio con una existencia de más de 650 años, los principales lugares de interés son altamente ricos en cultura e historia, como la Iglesia de Santa María con sus toques neoclásicos y barrocos, dicha iglesia ha conservado su bellísimo edificio antiguo donde podrás admirar las cabezas de los doce apóstoles, que fueron esculpidas por Joan de Tours, el escultor e imaginero francés que se desempeñó de manera activa en Cataluña desde el año 1509. Los paseos por el casco antiguo te llevan a conocer y a descubrir sitios que datan el siglo XVI, como la Casa Sivilla o la Capilla Sant Quirze y Santa Julita. En el Parque Dalmau tendrás una vista impresionante de la ciudad mientras disfrutas de las bondades de la naturaleza. Al seguir la línea de la costa podrás descubrir su famoso faro, cuya existencia data el año 1859 y que es considerado como orgullo de los habitantes y símbolo de la ciudad, se asienta sobre una colina de unos 50 metros de altura; es de mencionar que su ubicación actual solía ser una antigua torre de vigilancia así como de defensa y artillería, su función era proteger a la costa de los ataques de los piratas provenientes de Argelia. En el Museo-Archivo Municipal de la ciudad, ubicado en el principal centro cultural de la ciudad podrás apreciar un gran número de obras pertenecientes a los artistas locales. Para un toque más folclórico y tradicional puedes visitar los pequeños mercados de artesanía y los pintorescos comercios tradicionales que se asientan a lo largo y ancho de las callejuelas de la ciudad vieja. Dependiendo de las fecha en la que visites la ciudad te puede tocar celebrar con los locales en su famoso Carnaval, o asistir a la Exposición de Rosas, además de la Fiesta Mayor de Sant Quirze y Santa Julita. Para tu tiempo en la playa mientras tomas el sol y disfrutas del escenario, también puedes practicar varios deportes acuáticos como el kayak así como los paseos en barco. Finalmente, los restaurantes y los cafés ubicados a lo largo del mar te llevarán a conocer los mejores platos de la deliciosa cocina catalana. Y para la noche no dejes de visitar las hermosas terrazas o los bares y discotecas que ofrecen una muy animada vida nocturna.

PLAYA CALELLA

Deja un comentario