LUGARES PARA VISITAR EN ARMENIA

Armenia es conocido por ser uno de los lugares para visitar más aislados del mundo, debido a su ubicación entre mares y terrenos montañosos, además de su falta de apertura hacia el mar. Cuenta con una geografía considerada como rigurosa, sin embargo es fácil viajar a éste destino gracias a la presencia del Aeropuerto de Ereván, en la capital de la nación, este es el punto que conecta a la nación con el mundo y el que también te permite ingresar a esta tierra conocida por sus atractivos naturales y de aventura.

La mayor parte del territorio se alza a una altura de más de 1000 metros sobre el nivel del mar, Armenia se encuentra situado en la frontera entre Europa y Asia, por lo que se podría decir que los viajes a ésta nación te permiten conocer los mejor de dos mundos. Los principales atractivos están representados por sus majestuosas montañas, como la de Selim que se alza a unos 2410 metros, o la Vorotan que alcanza los 2344, sin dejar de mencionar la conocida como Sisian que alcanza una altura de 236 metros. Es un hecho que la mayoría de los turistas que visitan ésta nación lo hacen por su hermosa naturaleza, que termina siendo placentera para todos los amantes de los viajes de aventura y para disfrutar de los lugares en medio de las zonas más montañosas. Es de mencionar que cuenta con poca vegetación debido a una profunda deforestación, sin embargo los lagos son otros de los principales atractivos de la zona, como el hermoso lago Sevan que se ubica a unos 1900 metros sobre el nivel del mar, y es uno de los lugares más visitados por los turistas, luego del Monte Ararat.

Además de sus hermosos paisajes y atractivos naturales, ésta nación también se caracteriza por su rico pasado histórico, donde la existencia de algunos edificios se remonta al siglo IX. La capital, Yerevan, es una de las ciudades más antiguas del mundo, cuya fundación data del año 782 antes de la era común, cuando el rey Argichti construyó una fortaleza de nombre Erebuni. La ciudad se conoce como la Ciudad Rosa, debido a sus construcciones de toba, una roca volcánica color rosa y ocre. Durante un tiempo estuvo dominada por la arquitectura soviética, sin embargo poco a poco ha ido eliminando dicha influencia, adquiriendo un estilo más occidental, con restaurantes y tiendas, además de contar con muchas fuentes tradicionales e históricas que se encargan de aportar un atractivo muy original.

Deja un comentario