LUGARES PARA VISITAR EN ALINGSAS

La ciudad de Alingsas es una ciudad de Suecia y representa la sede del municipio homónimo. Las primeras menciones de la ciudad se remontan al año de 1382, la ciudad fue fundada por los habitantes de la ciudad de Lodose Nya quienes se quedaron sin hogar ya que las tropas danesas se encargaron de quemar la ciudad donde habitaban. En el año de 1619 la ciudad recibió al Rey Gustavo Adolfo II quien concedió su Carta Real para ser conocida oficialmente como ciudad, lo que la convierte en la ciudad más vieja, seguida por Västra Götaland Gotemburgo cuya carta fue concedida en el año de 1621.

Este destino sueco destaca por los lugares donde se pueden encontrar cráteres circulares tallados en roca, mismos que reciben el nombre de Kettles gigantes y que varían tanto en tamaño como en profundidad, los más grandes se encuentran en Brobacka y es el lugar ideal para tomar las fotografías del recuerdo.

La ciudad cuenta con diversos lugares para visitar que destacan por su carácter histórico, como el Castillo Gräfsnäs que se ubica cerca del lago a las afueras de la ciudad. El castillo fue construido por orden del conde Sten Eriksson Leijonhufvud en el año de 1550, la historia del castillo incluye diversos incendios a lo largo de los tiempos hasta el año de 1911 cuando fue totalmente reconstruido siguiendo los patrones originales y es atendido y resguardado por el municipio de Alingsas.

Si quieres viajar por la historia de la ciudad puedes visitar el Museo de la ciudad, cuya fundación data del año 1928 y donde se incluyen colecciones conmemorativas de fotografías, el archivo municipal donde se narra la historia local, así como con varias exposiciones permanentes y temporales.

El atractivo de los viajes a este destino también se encuentra influenciado por la temporada en la que se visite, por ejemplo en el mes de octubre se desarrolla el Festival de las Luces, donde durante un mes se iluminan secciones seleccionadas de la ciudad para tener -como el nombre evoca- un verdadero festival de luz. Y si viajas durante el verano, se lleva a cabo el tradicional Potatisfestivalen, donde la ciudad esta de fiesta en medio de actividades como actuaciones, conciertos y la venta de la comida más tradicional de la zona.

Este destino es especial para la nación sueca ya que fue donde vivió y murió el importante escritor sueco Karin Boye quien nació en el año de 1900 y quien para 1940 se mudó a esta ciudad, murió en el bosque de la ciudad y el lugar es ahora un monumento y un homenaje a la vida del escritor.

Deja un comentario