LUGARES PARA VISITAR EN AJACCIO

El municipio francés de Ajaccio es la capital del departamento de Córcega del Sur, así como de toda la isla de Córcega, es uno de los lugares para visitar conocidos a nivel mundial no sólo por su belleza natural y paraíso para las vacaciones, sino también por ser el lugar donde Napoleón Bonaparte vio la luz por vez primera. Si algo ha sobrevivido a lo largo de los años de éste sensacional destino es esa belleza que la ha caracterizado y que ha atrapado la admiración de las generaciones. Representa la cuarta isla más grande mediterránea con respecto a su tamaño, y refleja poderosamente su esplendor radiante de luz, color y verdor. Los viajes a ésta ciudad te llevarán a una verdadera joya bañada por la luz del sol, además su gente es conocida por ser cálida y amigable, lo que mezclado con los coloridos mercados se encargará de dejarte más que encantado. Si estás pensando viajar a éste destino de ensueño, te conviene saber que su aeropuerto se encuentra conectado con las principales ciudades del continente europeo. Si estás de paseo por Francia, puedes tomar un barco que sale de Marsella que tarda de once a doce horas para llegar, si sales de Niza en barco estarás arribando después de unas siete horas. Ya en tu destino lo mejor es hacer paseos a pie sobre todo en la parte del centro donde los lugares están muy cercanos entre ellos, para los viajes más largos puedes alquilar un automóvil o una motocicleta, ésta última es muy popular entre los visitantes.

AJACCIO

La ciudad de Ajaccio tiene todo para encantarte, podrás admirar las murallas de las ciudadelas así como descubrir los misterios que se encuentran en los callejones de la Ciudad Vieja, misma que se encargará de mostrarte la huella histórica que ha dejado su viva influencia, además sus diferentes museos se encargarán de narrarte la historia cada uno con su particular estilo. Si quieres seguir nadando entre historia puedes visitar la famosa Plaza de Austerlitz que se encuentra dominada por el monumento a la gloria de Napoleón, una réplica de la estatua que se ubica en Les Invalides de París. También puedes visitar la sede de la familia Bonaparte, que es considerado como monumento histórico, la Capilla Imperial también merece una visita, así como el Museo Fesch, mismo que fue construido a petición del Cardenal Fesch, el tío de Napoleón y que al día de hoy es el segundo museo más grande de Francia tan sólo después del Louvre en cuanto a maestros italianos se refiere. La ciudad extiende sus pies ante una de las cosas más bellas e idílicas del mundo, donde se refleja el agua clara de color rojo oscuro.

PLAZA DE AUSTERLITZ AJACCIO

Deja un comentario